fbpx
6 Motivos para evitar la Sensibilidad Dentaria

Comer un helado o beber un té caliente puede ser una verdadera pesadilla para quienes sufren de hipersensibilidad dentaria o, como es más conocida, sensibilidad dental.
Aquel dolor agudo que inmediatamente nos hace llevar la mano al rostro, acompañada de una expresión de sufrimiento que dura hasta la sensación de pasar… ¿Es familiar? Pues bien, la sensibilidad dental surge cuando los dientes no están recibiendo la atención que merecen, de las más variadas formas.
Es por esto que te dejamos alguno de los cuidados que debes tener para poder evitarla, toma nota!

  1. Cepillar los dientes sin prisa
    No te cepilles los dientes inmediatamente después de comer. La pasta dental junto con los ácidos de los alimentos, van a agredir el esmalte de tus dientes, debilitándolo. Así que, después de comer, espera unos 30 minutos para recién ahí cepillar tus dientes.
  2. Enjuágate primero
    Hay alimentos más ácidos que otros, siendo más o menos agresivos con el esmalte dental.
    Si necesitas lavar los dientes inmediatamente después de la comida, enjuágate primero con agua para reducir los niveles de acidez y a continuación, inicia el cepillado.
  3. Usar el cepillo de dientes indicado
    Un cepillo demasiado duro puede estar agrediendo tus dientes y encías en lugar de protegerlos. Derribemos el mito de que mientras más duro el cepillo, mejor limpia; todo lo contrario, todo está en una adecuada técnica de cepillado. Prueba un cepillo más suave o un cepillo eléctrico para no perjudicar el exterior de tus dientes.
  4. La pasta dentífrica indicada
    Las pastas demasiado abrasivas como las blanqueadoras, son agresivas para el esmalte dental, desgastándolo, y haciendo que el diente se encuentre expuesto a las agresiones externas. Actualmente las pastas de carbono activado están tomando popularidad, sin embargo no hay estudios que avalen su correcto funcionamiento, sin embargo últimamente se ha demostrado que tienden a desgastar el esmalte y el carbono activado tiende a funcionar más como un método de marketing que como un agente blanqueador propiamente tal. Cuida tus dientes!
  5. Cepillar bien
    La fuerza que se aplica en el cepillado también debe ser medida; el cepillado con demasiado vigor puede agredir la protección natural de los dientes y las encías. Haga movimientos circulares de forma moderada y asegúrese de que el cepillo recorrió toda la superficie: los dientes de arriba y los de abajo, la parte delantera y atrás, el lado de afuera y el de dentro.
  6. Tratar otras enfermedades
    Las enfermedades como el bruxismo (crujir los dientes), la gingivitis (inflamación de las encías) o el reflujo (los ácidos que vuelven del estómago a la boca) pueden resultar en sensibilidad dental. Estas enfermedades deben ser tratadas para evitar la aparición de esta y otras complicaciones.

A continuación te dejamos un video explicativo de cómo realizar correctamente tu técnica de higiene específicamente con nuestros brackets linguales:

¿Qué te parece esta publicación?

¡Haz click en las estrellas para puntuarla!

Puntuación / 5. Recuento de votos:

Compártelo!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Agenda tu evaluación GRATIS

Información 100% privada

AGENDA TU EVALUACIÓN AQUÍ