fbpx
Bruxismo y Ortodoncia

Bruxismo (bru-xis-mo) s.m. Manía / acto inconsciente o involuntaria de crujir los dientes, normalmente durante el sueño.

Debemos, desde pequeños, aprender a escuchar nuestro cuerpo e interpretar las alertas que nos da. Cuando algo no está bien con nuestra salud, el cuerpo nos da pequeñas señales que podemos aprender a interpretar: un dolor de cabeza al final de la tarde puede querer decir que tenemos los ojos cansados, el estómago hinchado puede querer decir que comemos algo que no nos ha hecho bien. El bruxismo es, además de lo que nos dice la definición del diccionario que hemos puesto arriba, una más de esas manifestaciones de nuestro cuerpo, diciéndonos que algo no está bien.

Las causas que conduce al bruxismo no están completamente definidas, pero las razones más comunes que llevan al crujir de los dientes durante la noche están normalmente ligadas a la vida que tenemos durante el día. La ansiedad, el estrés o la frustración, son estados a menudo encontrados en el origen del bruxismo, tanto en los niños como en los adultos. Cuando las horas de sueño no son de calidad, el cuerpo (ni la mente) descansan completamente, y una de las manifestaciones puede ser el bruxismo: presionar y crujir los dientes de arriba contra los de abajo o en movimientos laterales, a veces con tanta fuerza que despierta a quien está al lado.

Por supuesto, existen otras razones que conducen al bruxismo, como el desalineamiento de los dientes que genera un desbalance de la mordida, musculatura y articulación, efectos secundarios a medicamentos (como los antidepresivos), el tipo de dieta y principalmente el reflujo gastroesofágico y el SAHOS (síndrome de apnea hipoanea obstructiva del sueño) como se ha encontrado en estudios recientes.

Existen algunos signos o síntomas que nos pueden ayudar a identificarlos tales como:

  • Dientes sueltos, astillados o fracturados, sin razón aparente
  • Dientes aplanados o superficie desgastada, exponiendo a veces el nervio del diente
  • Aumento de la sensibilidad dentaria
  • Dolores o fatiga muscular en los maxilares y en la cara, especialmente junto a los oídos, o dolor de cabeza.
  • Pareja relata escuchar ruidos en la noche

¿Te identifica con algunos de estos signos? El primer paso es buscar a un dentista. Sea cual sea la causa que lo llevó a este comportamiento durante el sueño, son sus dientes que están sufriendo la mayor consecuencia.

En la mayoría de los casos los planos de relajación son sumamente indicados para “resolver” el bruxismo, sin embargo tienden a ejecutar un tratamiento mas paliativo que un tratamiento per se. La ortodoncia juega un rol importante en el tratamiento del bruxismo, permitiendo alinear los dientes y estructuras adyacentes, logrando así balancear la musculatura y la articulación, lo cual trae como consecuencia la posibilidad de solucionar este desbalance que genera el bruxismo, pero siempre complementando el tratamiento con la disminución del estrés (en casos más extremos se puede recurrir a un psicólogo), corrección de la dieta alimenticia y enfermedades secundarias.

¿Qué te parece esta publicación?

¡Haz click en las estrellas para puntuarla!

Puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Compártelo!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Agenda tu evaluación GRATIS

Información 100% privada

AGENDA TU EVALUACIÓN AQUÍ